Como Cuidar una Planta de Lavanda

La lavanda es una planta muy resistente que no requiere de tantos cuidados. Su nombre científico es Lavanda officinalis. Por lo general es muy fácil encontrar arbustos de esta mata. Para cosechar la lavanda en casa debes tener en cuenta el mes de julio, pues es cuando inicia la floración.

cuidar una lavanda

A continuación, podrás encontrar los tipos de abono que se recomiendan, cuánta agua necesita, que clase de tierra, y sus cuidados ya sea en interior o en el exterior.

Tipos de abono

Los fertilizantes que se aconsejan para la planta de lavanda son:

  • Compost.
  • Fertilizante artificial diluido en agua.
  • Esti√©rcol.
  • Humus de lombriz.
  • Fertilizante con granos de caf√©.
  • Fertilizante a base de hierbas.
  • C√°scaras de huevo.
  • Turba.
  • C√°scaras de banano.
  • Fibra de coco.

¬ŅCu√°nta agua necesita?

La lavanda es una planta que no requiere mucha agua. Es importante estar revisando tu planta para verificar si necesita riego, el cual debe ser moderado.

agua necesariaCuando las hojas están caídas es un síntoma de que nuestra planta requiere de agua. Para esto verifica la humedad del suelo palpándolo con el dedo. Este aspecto es clave, ya que, la planta de lavanda puede secarse con frecuencia. Por lo que recomiendo llevar un registro.

Regar en exceso y dejar que el suelo permanezca constantemente h√ļmedo puede causar pudrici√≥n. Se debe evitar mojar sus ramas y flores, ya que, de hacerlo se pueden producir hongos.

La planta de lavanda no tolera los encharcamientos en ninguna estaci√≥n del a√Īo, pero especialmente en √©poca de invierno.

Cuando hay verano el riego debe ser una vez a la semana. Por otro lado, en invierno el agua que necesita la planta de lavanda ser√° eventual.

Tipo de tierra

La lavanda requiere de un sustrato que drene muy bien, para que sus raíces no se afecten. Necesita un suelo alcalino alto, es decir con un pH de 6.5 y 7.5.

Esta planta prefiere lugares secos y rocosos. Debes tener en cuenta que el lugar donde la plantes sea fértil.

Cuidados en el exterior

La lavanda es una plata silvestre que no requiere muchos cuidados. El suelo debe ser semi- arenoso, el cual se puede obtener mezclando tierra con arena en una proporción de 3 a 1 si el clima es templado y de 3 a 2 si es más cálido.

cuidados en el exteriorLuego puede ablandar la tierra y extraer piedras u otros elementos. Para poder empezar a fertilizar el terreno.

Puedes utilizar residuos orgánicos es decir aquellos que provengan de la fruta, la verdura o de alimentos preparados. También puedes adicionar las cáscaras de huevo.

En grandes cultivos de lavanda se a√Īaden cerca de ocho a diez toneladas de abono bien fermentado por hect√°rea a la tierra.

Los productos químicos también los puedes adquirir si no quieres usar los residuos orgánicos.

El terreno donde vayas a plantar la lavanda debe poseer un buen drenaje y adem√°s tener en cuenta que en el sitio de estas plantas necesita suficiente luz solar.

En primavera, se puede plantar al aire libre en una zona soleada, evitando que reciba mucha sombra por otros √°rboles.

Para que la mata crezca fuerte y frondosa hay que podarla m√°s o menos entre la primavera y el verano. La poda consiste en retirar las hojas marchitas, las ramas mal formadas, secas o en mal estado.

Antes de iniciar el invierno es bueno que adiciones tierra negra y algo de arena para formar un mantillo que le de nutrientes a la planta en esta época.

La lavanda necesita otras plantas a su alrededor para que actué la polinización al atraer las abejas. Esto mejora la floración y el buen crecimiento de la planta.

Si la lavanda se traslada al exterior en primavera, ten en cuenta que se secar√° m√°s r√°pidamente y que necesitar√° riego con m√°s frecuencia.

Cuidados en el interior

Cuando cultivamos plantas de lavanda en interior, por lo general no se llegan a desarrollar en su totalidad. Los ambientes interiores tienen dificultades para proporcionar suficiente luz solar. Por esta razón es necesario disponer de macetas y tener cuidado de ubicarlas cerca de una ventana para que reciban sol.

cuidados interior

Una alternativa que puedes usar es luz suplementaria para imitar al sol. Esto en caso de que los inviernos sean demasiado fríos.

Otro factor que se debe tener en cuenta es la siembra de lavanda en interiores, ya que, es importante usar el tama√Īo adecuado de maceta. Puede ser de 30 cm de di√°metro para permitir a la planta espacio para su desarrollo.

Las temperaturas interiores ideales desde la primavera hasta mediados del oto√Īo son de 10 a 12 grados C en la noche y 21 grados C durante el d√≠a.

La planta de lavanda se beneficiará de ser trasladada a un área semisombreada al aire libre después de que haya pasado todo peligro de heladas.

Otros Artículos Interesantes