Infusión de Lavanda

En el mercado existen infusiones de lavanda que tienen grandes beneficios para la salud. Sus servicios se conocen desde la antigüedad. La lavanda es originaria de la región mediterránea, incluyendo el sur de Europa y el norte de África.

En este artículo podrás encontrar las propiedades y usos de la infusión de lavanda.

Propiedades de la Infusión de Lavanda

El té de lavanda tiene un sabor refrescantemente herbáceo con notas florales distintas y un olor bastante agradable. Lo que lo vuelve una bebida que se disfruta con gusto.

infusion de lavandaEsta infusión se elabora a partir de frutos secos de la Lavándula angustifolia. El té de lavanda ofrece un sabor delicado y una fragancia aromática.

La infusión de lavanda ayuda a calmar la función cerebral al provocar reacciones químicas en el sistema nervioso.

La infusión reduce la fiebre y esto sucede porque tiene la propiedad de que al tomarlo el cuerpo transpire, eliminando los virus.

Este té reduce la inflamación de los músculos y las articulaciones. Incluso la fragancia minimiza los espasmos musculares.

La infusión de lavanda también ayuda a reducir la presión arterial. Incluso está pensada para aquellas personas que padecen hipertensión.

Beber una infusión de lavanda ayuda a eliminar las toxinas que pueden causar efectos secundarios, sirviendo, así como un Détox natural.

Dentro de sus propiedades están:

  • Antiséptico
  • Antiespasmódico
  • Antiinflamatorio

Usos de la Infusión

Dentro de los usos que tiene el té de lavanda podemos encontrar los siguientes:

propiedades de la infusionLa infusión de lavanda es ideal para conciliar el sueño, ya que, contiene propiedades sedantes que ayudan a tratar la inquietud y el insomnio leve. Beber té de lavanda antes de acostarse puede ayudar a lograr un sueño más reparador.

Debido a que contiene altos niveles de antioxidantes y compuestos antibacterianos puede combatir un resfriado y la gripe. Esta infusión posee altos niveles de vitamina C importante en la lucha contra las infecciones bacterianas, fúngicas y virales.

Otro uso de esta infusión es que calma a las personas que sufren de ansiedad y estrés crónico, pues genera un efecto sedante sobre la mente y las emociones.

También puede ser tomado como remedio casero para aliviar los dolores producidos por los cólicos menstruales. Su acción sedante ayudará a relajarte.

Es muy utilizado para estimular la producción de bilis, lo que ayuda al cuerpo a descomponer los alimentos mucho mejor.

La indigestión, los gases y la hinchazón pueden ser tratados tomando té de lavanda.

Los problemas respiratorios alcanzan a ser controlados con una buena taza de infusión de lavanda, porque se encarga de abrir las vías respiratorias y así evitar inconvenientes.

A las mujeres que están pasando por la época de gestación se les recomienda evitar el consumo de la infusión de lavanda, ya que, puede inducir al aborto.

usos de la infusion

Esta clase de té debe evitarse en personas que sufren de epilepsia debido a los efectos que produce en el sistema nervioso.

La infusión de lavanda se ha utilizado en todo el mundo para aliviar los senos paranasales congestionados, los dolores de cabeza y las infecciones.

Durante la Segunda Guerra mundial esta infusión era utilizada para lavar las heridas de los soldados.

Los usos del té de lavanda provienen desde tiempos remotos como fue el caso de la Reina Isabel I, quien lo tomó por primera vez para aliviar los dolores producidos por sus fuertes migrañas.

Esta infusión es ideal para las personas que padecen de pérdida y la presencia de caspa en el cabello. Lo único que deben hacer es un enjuague con la infusión sobre el cuero cabelludo y podrán notar la diferencia.

Este té posee múltiples cualidades para la salud de las encías y además ayuda a combatir el mal aliento.

Otros Artículos Interesantes